miércoles, 4 de febrero de 2015

Crítica: The Maze Runner

Ayer vimos esta peli (en español, El corredor del laberinto) y bueno, no está mal...

Como siempre digo, esta entrada contiene SPOILERS. Luego no me lloréis.

Partiendo de la base de que no he leído esta saga, debo decir que estuve un 60% de la película con cara de WTF. Estos chicos se explican como libros cerrados y para cuatro cosas que saben del Claro te lo van contando a pildoritas, dándole más intriga de la necesaria. Igual cuando Albi supera El Cambio y dice que ya lo sabe todo, pero no les cuenta una mierda a los demás. Genial, chico.

Creo que ya ha dicho alguna vez que soy fan de las distopías (si no, lo digo ahora). Los escenarios catastróficos donde ningunear al personal se me hacen terriblemente interesantes. Y por eso la premisa de la película era tan buena a priori.

En la práctica, bueno... Me quedé un poco fría, la verdad. Y eso que la película tiene sus escenas de acción, su poquito de drama... Me hubiese gustado ver más unión entre los clarianos; más compañerismo y fraternidad. Y algún chiste. Un toque cómico siempre se agradece. Pero creo que en general es tan grande la sensación de que te falta información que no eres capaz de sumergirte en la trama.

Llega al final y Thomas se envenena para provocarse El Cambio y recordar. Oh, genial, lo recuerda todo y nos lo cuenta. Vale, te quedas casi igual. Ah, no, espera, este vídeo grabado resolverá todas nuestras dudas. No. Tampoco.

(sddf snfoe mns,nbueo snsopsals´`fouew´`oghiewj´`wioehg`wogihew`g)

Y termina la peli y sigues con la misma cara de WTF que al principio y te das cuenta de que te han hecho el lío, y que tendrás que ver la siguiente para enterarte de algo (y con suerte).

Lo mejor de la película es el laberinto en sí. Es una monstruosidad de hormigón recubierto de vegetación que cambia su configuración por el simple placer de hacerles la puñeta a los chiquillos del Claro.

Los actores están simplemente correctos. Ni tan bien como Jennifer Lawrence en Los Juegos del Hambre ni tan mal como Daniel Radcliffe en Harry Potter y el Misterio del Príncipe.


1 comentario:

David Hermosilla dijo...

Yo me leí el libro antes de ver la peli. En la peli quitan muchas cosas, el propio laberinto es la clave para salir de él, y la desesperanza es mayor. Sí que es verdad que en el libro la información te la dan a cuentagotas, y el final te deja con más preguntas que respuestas xD