lunes, 26 de enero de 2015

Reto Kimidori: ¡Rosa!

Si había un reto que yo no me podía perder era el de Kimidori... Porque a mí me dices que el tema es ¡Rosa al poder! y pones esta paleta y no me queda otra. Algo tengo que hacer. Aunque sea casi el último día y a costa de que Novio me traiga a mi refugio temporal la Portrait, los cables, la pistola de embossing y todos los polvos...




Además, la ocasión lo merece doblemente. Primero, porque así podía estrenar mi colección Beatiful Chic de Webster's Pages que además compré en Kimidori. Y segundo, porque al autor del proyecto ganador la hacen diseñadora invitada y le dan 100 euracos en material. 100. 




Así que ayer, que el pincho 3G decidió ponerse en huelga y me dejó manca para currar o hacer nada del máster, me dije que era una señal del universo para hacer un proyecto chulo, chulo.

Ultimamente me estoy complicando la vida de más, la verdad... Yo, que siempre he buscado la sencillez, estoy haciendo unos proyectos que me hacen comerme mucho la olla. Pero está bien, porque tengo la sensación de que tengo todo mi material desaprovechado y quiero empezar a amortizarlo de verdad.

En fin, este es el nuevo bebé: un mini que he intentado ajustar a la paleta de colores del reto, con temática cursi-romántica, y que llenaré de fotitos después de San Valentín, que Novio y yo pasaremos el finde juntos y acaramelados.




La verdad es que creo que el tema "capas" se me ha ido un poco de las manos al final jajaja Porque el papel de madera rosa de las pastas ha quedado casi completamente tapado T_T Y bueno, le he añadido también un poco de mint y dorado al asunto, no me he podido resistir.




Esta colección tiene una gran carencia de morados, que me hacían falta para el reto... así que he troquelado estos globitos con la frase "Love is in the air" por si la frase  "I love to love you" no fuese ya suficientemente sangrante, ¿verdad? XD




La base de las cubiertas del álbum es de cartón de caja de cereales (¡hay que reciclar, niños!) forrada con cartulina crema, manchada con Distress morada y luego decorada con dos papeles de madera de la colección. Para darle consistencia a la cosa, le estampé blondas que posteriormente embosé en dos tonos (rosa pálido y lila). No puedo dar suficientes gracias a Novio, por el kit de embossing que me regaló en Reyes.




Para más inri, le puse un trocito de velum con estampado dorado. Me parecía poco... ya sabéis...


Además hice estas dos tarjetas con papeles de la colección. Estaba fritita por incluir elementos cosidos (y no solo falsos cosidos a rotulador) así que agregué una costura (A MANO, MERI) a cada uno de estos tags. Claro que luego al montar la portada, no me cabía todo... así que una de las dos ha ido a la cara de atrás, que siempre la dejo sin nada, pero esta vez me ha apetecido mucho decorarla.







Estoy especialmente orgullosa del embossing tricolor que le he hecho a este tag. ¿No es bonito?

Lo he hecho con una máscara de Heidi Swapp (otra de las cosas que tengo y que ni había estrenado) y 3 tonos de polvos rosas. Fue más fácil de lo que pensaba... cosas de ser una paleta total del embossing... Pero la verdad es que estos polvos funden que da gusto.




Otra foto, que es muy cuqui.




No he utilizado muchos más materiales: las estrellas con purpurina, un washitape rosa que traía en mi kit viajero de scrap y unas pocas lentejuelas.




Como estaba metida en faena y siempre me gusta experimentar encuadernaciones, pues intenté hacer una encuadernación cosida (o más bien atada) sencilla que había visto alguna vez pero claro... no tenía internet (ni baker twine, sólo un hilo fino rosa) y tuve que improvisar....




Como se aprecia en el lomo, he atado con hilo las páginas del álbum. Las páginas están cosidas de dos en dos, una dentro de otra. No se si me explico...




Y estos son algunos de los papeles, que a mi me tienen loca, aunque no he sido capaz de tocar mis favoritos...







Espero que os haya gustado y que cojáis alguna idea. Me encantará que alguien copie algo.

¡Deseadme suerte en el reto!


jueves, 22 de enero de 2015

Shake it, baby!



Hola! Hola!

Han sido unas semanas raras desde que acabaron las "vacaciones" y llevaba tiempo sin tener ni un minuto para hacer ninguna manualidad... Pero ayer, después de poner los deberes del máster al día, me dije "¡me lo he ganao, leche!"

No estoy en casa estos días, pero me he traido material scrapero de urgencia, para cuando la terapia fuese imprescindible.

Entre otras cosas pendientes, tenía hacer una shaker card para el reto de La pareja creativa . La verdad es que gracias a su blog empecé a hacer retos y ya no me pierdo ni uno. Es chulo hacer un proyecto siguiendo unas pautas y además tienes la oportunidad de ganar algún premio...


Ha sido un proyecto un poco difícil para mí... No tengo a mano mi Portrait y por tanto no había posibilidad de hacer la ventana de la tarjeta muy elaborada. Con las herramientas básicas que me he traído tenía que ser un cuadrado o un rectángulo.


Además la composición de muchas capas todavía se me resiste un poco (yo suelo tender al estilo Clean and Simple). Pero en mi mente tenía una idea de muchas capas y mucho volumen y en fin... hemos venido a jugar :p 


La tarjeta está realizada con cartulina blanca que he estampado unas cuantas veces con mi nuevo sello de blonda. He utilizado papeles y accesorios de la colección The Seaside Life, de Tilda. Ya veis, fuera nevando y con un frío de muerte y yo ya pensando en el verano... Y además un trocito de cartulina rosa texturizada que he repasado un poco con Distress para darle más cuerpo (?).


Los blocs de Tilda vienen con 3 páginas (TRES) con adornos troquelados. Adoro estos angelitos en sus conchas. Además de la muñeca he usado caracolas, estrellas de mar, flores y gaviotas, todo del mismo pad. El Glossy Accent siempre me acompaña, y lo he utilizado para darle textura a los adornos, por ejemplo a la concha y a la estrella: ¡ahora al tacto son super guays! >_<


Los elementos "agitables" son más conchas y caracolas y un montón de perlas, que me pareció que le iba mucho al tema. De hecho habréis visto EL PERLÓN que le he plantado al lado a la señora...


Para terminar la palabra lovely troquelada que hice con la Big Shot de mi nueva amiguita scrapera (el papel texturizado también lo hice con ella :p)



No se qué opinarán las expertas de las shakers... ¡pero a mi me gusta! Espero que me dejéis algún comentario con vuestras opiniones.


jueves, 1 de enero de 2015

Retrospectiva y futuros objetivos

2014 se ha ido para no volver. Ya está.. No tiene remedio. Podéis llorar, chillar, arañaros la cara y hacer la croqueta. It's over.

Ha sido un año raro, a ratos bueno y a ratos malo, pero desde luego distinto. Terminé la carrera y la única razón por la que la facultad no ardió en llamas devoradoras de fuego eterno es porque nunca he sabido encender un mechero. No tener nada que hacer me empujó a apuntarme a inglés tanto como una forma de ocupar mi tiempo en El Pueblo como por completar un CV sin ninguna certificación de idiomas.

Siendo sinceros, estudiar inglés durante ese par de meses fue una transición necesaria para mi cerebro, que tenía que ponerse en modo adulto para buscar curro y desactivar la procastinación y la ingenuidad.

Una vez que me examiné de inglés llegó la primera decepción oficial: después de dos meses realizando un cursillo de formación y un proceso de selección en una empresa potente de mi sector no conseguí estar en la selección final. Fue un palo, y también un poco agónico, porque mi ficha con el resultado de mis pruebas y entrevistas debió extraviarse y jamás me llamaron, como me habían dicho tantas veces hasta grabármelo en el cerebro, así que pasé un verano ESTUPENDO (No.) esperando a que todo el mundo volviera de vacaciones y sacaran 5 minutos para, al menos, confirmarme que me había quedado fuera. Pero no.

Casi al mismo tiempo, Mamá Galleta estuvo muy malita, operación muy grave de por medio, y estar de enfermera, limpiadora y chica para todo tampoco ha sido un camino de rosas. Mientras tanto, CVs enviados a todas las empresas que encontraba en mis interminables horas de búsqueda de trabajo.

Otros dos procesos de selección fallidos después y con la autoestima bastante baja, decido, como sabéis, matricularme en un máster. Es una estrategia a dos bandas tanto para ganar tiempo en esta pesadilla que está siendo "colocarme" como para aportar a mi formación un valor añadido que sí me permita conseguir un empleo estable a corto/medio plazo.

Mientras todo esto ocurre hago muchas cosas bonitas. El handmade y el DIY es mi terapia y la creatividad mi válvula de escape. Vendo bastantes cosas personalizadas por encargo que me dan para costearme materiales y herramientas mejores para mi hobby. Porque como le dije a Novio: "Ahorrar 20 euros no me acerca a la independencia económica y con ese dinero compro TANTAS cosas bonitas que me hacen feliz...".

Hoy se cumple un mes en un empleo a medio jornada que he conseguido en El Pueblo. Ahora mismo no es el sueño de mi vida (aunque tenemos proyectos chulos en mente que pueden hacerme cambiar de opinión), y de momento no voy a poder emanciparme con lo que me paguen, pero será más que los ceros ingresos que tenía hasta ahora y con el máster no tengo disponibilidad para una jornada completa. Aun así, creo que me aportará cosas buenas.

El máster ahí lo llevo. Las clases son interesantes pero reconozco que tenía otras expectativas más... prácticas.

Y todo esto ha ocurrido en el hogar familiar. Rodeada de apoyo y comprensión... Uy perdón, se me ha activado la ironía. No puedo más. Sacadme de aquí.

Otros proyectos han surgido por el camino y espero poder hacer frente a ellos con la suficiente soltura. He pasado del "Madrecita, ¿QUÉ HAGO CON MI VIDA?" al "Madremía, QUE NO ME DA LA VIDA". El universo compensa mis meses de hastío con muchas (¿demasiadas?) oportunidades, que me resisto a dejar pasar. Cierto es que me esperan dos meses muy intensos teniendo clase en Granada todos los putitos días y sin estar viviendo allí. Echaremos los restos y que sea lo que Dior quiera. Amén.

Tras este breve resumen de mi año (que debería haber hecho ayer) llega el momento de plantearse los propósitos de año nuevo, esos que no cumpliré ni yo ni nadie. Pero si hay una cosa que me gusta hacer es soñar planear así que ahí van algunos, no necesariamente en orden.

1. No ir al gimnasio. No me gustan. Prefiero retomar el deporte y la dieta (la Navidad ha hecho estragos) con Novio.

2. Sacar un C1 de inglés o un B2 de francés. Me ha encantado estudiar inglés este año pero siendo sinceros creo que sacar tiempo va a ser misión imposible.

3. Acabar el máster en julio. No estoy dispuesta a montarme en Septiembre con este tema por mucho que me digan que no me da a tiempo a presentar el TFM en verano. No. He dicho.

4. Encontrar trabajo. Doce meses dan para mucho, digo yo que aun en el supuesto de que me quede algo pendiente para el máster, la segunda mitad del año tiene que ser mi momento, sí o sí.

5. Mudarme. Preferiblemente con Novio. No puedo más en el nido. Necesito volar.

6. Cuidarme la piel. Soy un desastre. La mitad de mis problemas cutáneos se solucionarían sólo usando hidratante pero me cuesta mucho usar potingues.

7. Tener más amigos y cuidar a los que tengo, aunque estén lejos. Quizá soy muy exigente, pero al dejar Granada me he dado cuenta de toda la gente que, por suerte o por desgracia, se ha quedado en el camino. Yo, que me considero una amiga que lo da todo, prefiero no perder tiempo en relaciones que no me aportan nada. Tener más amigos irá de la mano de pasar tiempo con otros seres humanos que no sean mi núcleo familiar y Novio, aunque está siendo difícil porque en El Pueblo no hay ni perri, Pero estoy muy contenta de haber incorporado una nueva persona a mi vida y ha ocurrido precisamente por mi mini-curro.

8. Ahorrar la mayoría de lo que gane y dejar sólo una pequeña parte para no ser una indigente durante el mes. Entre lo despilfarrador generoso que es Novio y lo manirrota que soy yo, que tengo un agujero en la mano, vamos a pasar más hambre.... En cuantico cobre, me hago un seguro de ahorro. Al banco ni agua.

Me han salido 8 objetivos y ya me están pareciendo muchos... Al ser el año en el que cumplo 30 tacos (quiero llorar) algunos me parecen muy críticos a nivel psicológico y emocional porque hace 5 años no me esperaba todo esto. Y cuando digo esto me refiero a que me costara tanto acabar la carrera, a esta crisis que nos ha jodido a todos los jóvenes, y a no estar ya casada o al menos emancipada con Novio.

Préparate 2015, voy a por todas.



miércoles, 31 de diciembre de 2014

Temazos 2014

Hoy (como casi siempre) voy con el tiempo justo. Pero no importa porque no vengo a escribir mucho. Sólo quería dejaros musicón para esta noche  o para rememorar el año que viene (mañana -> CHISTACO).

Estás son algunas de mis canciones favoritas de este año. No he seguido ningún orden pero todas son muy geniales para una fiesta. ¡Que lo paséis bien esta noche!