jueves, 1 de enero de 2015

Retrospectiva y futuros objetivos

2014 se ha ido para no volver. Ya está.. No tiene remedio. Podéis llorar, chillar, arañaros la cara y hacer la croqueta. It's over.

Ha sido un año raro, a ratos bueno y a ratos malo, pero desde luego distinto. Terminé la carrera y la única razón por la que la facultad no ardió en llamas devoradoras de fuego eterno es porque nunca he sabido encender un mechero. No tener nada que hacer me empujó a apuntarme a inglés tanto como una forma de ocupar mi tiempo en El Pueblo como por completar un CV sin ninguna certificación de idiomas.

Siendo sinceros, estudiar inglés durante ese par de meses fue una transición necesaria para mi cerebro, que tenía que ponerse en modo adulto para buscar curro y desactivar la procastinación y la ingenuidad.

Una vez que me examiné de inglés llegó la primera decepción oficial: después de dos meses realizando un cursillo de formación y un proceso de selección en una empresa potente de mi sector no conseguí estar en la selección final. Fue un palo, y también un poco agónico, porque mi ficha con el resultado de mis pruebas y entrevistas debió extraviarse y jamás me llamaron, como me habían dicho tantas veces hasta grabármelo en el cerebro, así que pasé un verano ESTUPENDO (No.) esperando a que todo el mundo volviera de vacaciones y sacaran 5 minutos para, al menos, confirmarme que me había quedado fuera. Pero no.

Casi al mismo tiempo, Mamá Galleta estuvo muy malita, operación muy grave de por medio, y estar de enfermera, limpiadora y chica para todo tampoco ha sido un camino de rosas. Mientras tanto, CVs enviados a todas las empresas que encontraba en mis interminables horas de búsqueda de trabajo.

Otros dos procesos de selección fallidos después y con la autoestima bastante baja, decido, como sabéis, matricularme en un máster. Es una estrategia a dos bandas tanto para ganar tiempo en esta pesadilla que está siendo "colocarme" como para aportar a mi formación un valor añadido que sí me permita conseguir un empleo estable a corto/medio plazo.

Mientras todo esto ocurre hago muchas cosas bonitas. El handmade y el DIY es mi terapia y la creatividad mi válvula de escape. Vendo bastantes cosas personalizadas por encargo que me dan para costearme materiales y herramientas mejores para mi hobby. Porque como le dije a Novio: "Ahorrar 20 euros no me acerca a la independencia económica y con ese dinero compro TANTAS cosas bonitas que me hacen feliz...".

Hoy se cumple un mes en un empleo a medio jornada que he conseguido en El Pueblo. Ahora mismo no es el sueño de mi vida (aunque tenemos proyectos chulos en mente que pueden hacerme cambiar de opinión), y de momento no voy a poder emanciparme con lo que me paguen, pero será más que los ceros ingresos que tenía hasta ahora y con el máster no tengo disponibilidad para una jornada completa. Aun así, creo que me aportará cosas buenas.

El máster ahí lo llevo. Las clases son interesantes pero reconozco que tenía otras expectativas más... prácticas.

Y todo esto ha ocurrido en el hogar familiar. Rodeada de apoyo y comprensión... Uy perdón, se me ha activado la ironía. No puedo más. Sacadme de aquí.

Otros proyectos han surgido por el camino y espero poder hacer frente a ellos con la suficiente soltura. He pasado del "Madrecita, ¿QUÉ HAGO CON MI VIDA?" al "Madremía, QUE NO ME DA LA VIDA". El universo compensa mis meses de hastío con muchas (¿demasiadas?) oportunidades, que me resisto a dejar pasar. Cierto es que me esperan dos meses muy intensos teniendo clase en Granada todos los putitos días y sin estar viviendo allí. Echaremos los restos y que sea lo que Dior quiera. Amén.

Tras este breve resumen de mi año (que debería haber hecho ayer) llega el momento de plantearse los propósitos de año nuevo, esos que no cumpliré ni yo ni nadie. Pero si hay una cosa que me gusta hacer es soñar planear así que ahí van algunos, no necesariamente en orden.

1. No ir al gimnasio. No me gustan. Prefiero retomar el deporte y la dieta (la Navidad ha hecho estragos) con Novio.

2. Sacar un C1 de inglés o un B2 de francés. Me ha encantado estudiar inglés este año pero siendo sinceros creo que sacar tiempo va a ser misión imposible.

3. Acabar el máster en julio. No estoy dispuesta a montarme en Septiembre con este tema por mucho que me digan que no me da a tiempo a presentar el TFM en verano. No. He dicho.

4. Encontrar trabajo. Doce meses dan para mucho, digo yo que aun en el supuesto de que me quede algo pendiente para el máster, la segunda mitad del año tiene que ser mi momento, sí o sí.

5. Mudarme. Preferiblemente con Novio. No puedo más en el nido. Necesito volar.

6. Cuidarme la piel. Soy un desastre. La mitad de mis problemas cutáneos se solucionarían sólo usando hidratante pero me cuesta mucho usar potingues.

7. Tener más amigos y cuidar a los que tengo, aunque estén lejos. Quizá soy muy exigente, pero al dejar Granada me he dado cuenta de toda la gente que, por suerte o por desgracia, se ha quedado en el camino. Yo, que me considero una amiga que lo da todo, prefiero no perder tiempo en relaciones que no me aportan nada. Tener más amigos irá de la mano de pasar tiempo con otros seres humanos que no sean mi núcleo familiar y Novio, aunque está siendo difícil porque en El Pueblo no hay ni perri, Pero estoy muy contenta de haber incorporado una nueva persona a mi vida y ha ocurrido precisamente por mi mini-curro.

8. Ahorrar la mayoría de lo que gane y dejar sólo una pequeña parte para no ser una indigente durante el mes. Entre lo despilfarrador generoso que es Novio y lo manirrota que soy yo, que tengo un agujero en la mano, vamos a pasar más hambre.... En cuantico cobre, me hago un seguro de ahorro. Al banco ni agua.

Me han salido 8 objetivos y ya me están pareciendo muchos... Al ser el año en el que cumplo 30 tacos (quiero llorar) algunos me parecen muy críticos a nivel psicológico y emocional porque hace 5 años no me esperaba todo esto. Y cuando digo esto me refiero a que me costara tanto acabar la carrera, a esta crisis que nos ha jodido a todos los jóvenes, y a no estar ya casada o al menos emancipada con Novio.

Préparate 2015, voy a por todas.



4 comentarios:

Cristóbal dijo...

Jeje, sólo leerte agobia.

Te conozco poco, pero pareces una persona que se deja la piel en lo que realmente quiere.

Estoy seguro de que conseguirás la mayoría de esos puntos y que una independencia económica te dará opción para comprar esos muebles de IKEA que tanto te gustan jeje.

Mucha suerte en todo. Dentro de un año seguro que cuentas grandes cosas.

PrincesaGalleta dijo...

Hola, Cristobal :)

Lo que soy es muy intensita...XD

David Hermosilla dijo...

"Mudarme. Preferiblemente con Novio.". Hombre, si te mudaras con otro no creo que a Novio le pareciera bien xD

Pues náh, ya tienes cosas que hacer este año, el último siendo joven, aprovéchalo!!! xD

PrincesaGalleta dijo...

Qué idiota eres... :p

Me refería a mudarme sola,por ejemplo a otra ciudad por trabajo...